viernes, 23 de abril de 2010

Quiche de espinacas y queso



Otra tarta salada para hacer una cenita rica en hierro, ésta sin duda es la preferida de Popeye... A mí personalmente me encantan estas preparaciones, son tan variadas como las quieras hacer, llevan relativamente poco trabajo, son muy lucidas y pueden comerse calientes y frías, a pesar de que están más ricas recién hechas.
Son perfectas para fiestas, aperitivos, cenas y plato único si lo acompañas con una buena ensalada.
  • Una placa de masa brisa
  • 200ml de nata
  • 100gr de queso de untar
  • 250gr de espinacas
  • 2 huevos
  • 75gr de queso rallado (opcional)
  • pimienta y sal
El primer paso, como en todas las tartas saladas, es colocar la masa en un molde de horno.
Elegiremos un molde paredes bajas, con un radio de 20-22 cm. Lo mejor es colocar una capa de papel de horno entre el molde y la masa, así se puede desmoldar con mayor facilidad.
Se pincha la masa con un tenedor y se mete en el horno precalentado a 180º unos minutos (según indique el paquete), con peso encima, pasado el tiempo, sacar y reservar.
Hacer el relleno: cocer las espinacas con un poco de sal. Mezclar la nata con el queso y los huevos para hacer una crema, juntar las dos mezclas y verterlo sobre la base con un toque de sal y pimienta.
En su caso, añadir el queso rallado.
Dejar cocer hasta que cuaje, unos 25 minutos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Linkwithin

Related Posts with Thumbnails