jueves, 4 de diciembre de 2014

Tatin de membrillo


Se va acercando el invierno y ya casi no quedan membrillos, de hecho, los que usé para realizar esta tarta llevaban en casa ya unos 10 días...

Nunca los había comprado (a veces nos los han regalado) pero esta vez no me pude resistir porque había visto esta receta en una revista y la quería probar.

Lo tradicional es hacer tatin de manzana, pero pensé que estos dos frutos no son tan distintos y que valía la pena intentarlo. El resultado ha sido agradable y distinto, aunque he de confesar que prefiero la clásica.

Aún así, si caen en vuestras manos unos membrillos y no os apetece hacer dulce de membrillo, esta es una opción bastante interesante.


Ingredientes:
  • 1 rollo de masa de hojaldre
  • 4 ó 5 membrillos
  • 200g de azúcar
  • 100g de mantequilla
 Cortar los membrillos en cuartos, pelarlos y descorazonarlos, además de quitar las partes duras. Con un cuchillo darle forma regular. Yo esto no lo hice porque los míos estaban muy dañados, así que los pelé y corté como mejor pude.

Echarlos en una cacerola con agua fría y 50g de azúcar y la piel y el zumo de medio limón, llevarlo a ebullición. dejar cocer 15 minutos a fuego suave y después secarlos.

Precalentar el horno a 150º, engrasar el molde con 50g de mantequilla y espolvorear algo de azúcar con 100g de azúcar, dejarlo caramelizar a fuego lento y agregar los trozos de membrillo muy juntos.
Añadir los restos de azúcar y mantequilla. Dejar cocer en el horno durante una hora y después dejar enfriar otra hora.

Cortar la masa 3 cm más grande que el diametro del molde, pincharla con un tenedor y ponerla sobre la fruta.

Hornear 25 minutos a 180º, dejar reposar 10 minutos y después desmoldar.

Se puede servir caliente o templada.

1 comentario:

  1. guau! con membrillo no se me habria ocurrido, tiene que estar delicioso!

    ResponderEliminar

Linkwithin

Related Posts with Thumbnails