domingo, 3 de febrero de 2013

Galletas de canela con chocolate blanco


Me encantan las galletas, soy como la "monstrua" de las galletas. Las devoro, a veces pienso que podría alimentarme prácticamente a base de galletas, son mi vicio. A pesar de todo, muchas veces me da pereza hacerlas y ya llevaba mucho mucho tiempo sin hornearlas.
Pero además es que los ingredientes concretos de estas galletas me fascinan: tanto la canela como el chocolate blanco me privan en las recetas de dulces y los uso muchísimo. Sé que la canela no es un ingrediente muy básico, a mucha gente no le gusta, pero desde luego a nadie deja indiferente y se deja notar.

La idea de hacer estas surgió a raíz de querer hacer un postre diferente, que ya os mostraré más adelante
Esta receta de galletas es muy fácil y rica, son unas galletas suaves y esponjosas, como necesitaban que fueran para el postre que os comento, pero es verdad que podríais hacerlas más crujientes variando mínimamente los ingredientes.

A mí me encantaron y fueron un gran éxito entre aquellos que las probaron, por lo que quedé muy satisfecha del resultado.



Ingredientes:

  • 1 huevo XL (para que queden más jugosas, si las queréis un poco más crujientes, mejor M)
  • 100g de harina
  • 125g de azúcar
  • 125g de mantequilla
  • 75g de pepitas de chocolate
  • 1/2 cucharadita de té de levadura química
  • 1g de canela
  • una pizca de sal
Sacar la mantequilla del frigo con antelación para que se ablande.
Precalentar a 180º el horno.
Batir la mantequilla hasta que quede como una crema, añadir el azúcar y mezclar. Agregar el huevo y mezclar bien. 

Por otro lado, mezclar la harina, la levadura, la sal y la canela.

Juntar ambas mezclas.  Agregar la mitad de las pepitas de chocolate y remover.
Dejar reposar en el frigorífico un par de horas la masa, tapada con film.



Sacar la masa del frigorífico y dejar templar unos 20 minutos, hacer pelotas de masa que aplastaremos a continuación, añadir el resto de pepitas por encima. (algo que yo no hice, por lo que mis pepitas se fueron al fondo.)

Hornear hasta que los bordes se pongan dorados.
Dejar enfriar sobre una rejilla y disfrutar.


7 comentarios:

  1. Enhorabuena "monstrua" jajajjajaa. estas galletas tienen muy buena pinta. un besote.

    ResponderEliminar
  2. Sí que se ven ricas, con canela y chocolate no pueden estar malas!! Se ven de vicio.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. He tenido la oportunidad de probarlas y qué te voy a decir... buenísimas!

    ResponderEliminar
  4. Que buenas ¡¡ Me guardo tu receta. A mi hijo le van a encantar, es el loco del chocolate blanco

    ResponderEliminar
  5. A mi también me encantan las galletas, pero estas te han quedado de autentico vicio, tomo buena nota.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Te han quedado fantásticas. Me las apunto. A mí también me da pereza muchas veces ponerme a hacer galletas o bizcochos, pero luego cuando me decido siempre pienso que ha merecido la pena el esfuerzo por lo ricos que están.

    ResponderEliminar
  7. Tienen una pinta estupenda!! Seguro que están deliciosas!! Me quedo como seguidora, seguimos en contacto. Besitos.

    ResponderEliminar

Linkwithin

Related Posts with Thumbnails