martes, 17 de abril de 2012

Polenta con salsa de setas



Cuántas veces abres una revista o visitas un blog de cocina y encuentras algo novedoso, que no conocías y que tiene una pinta espectacular, te apetece mucho hacerlo, parece buenísimo y no sabes cómo…


Porque en ocasiones lo novedoso no es la receta, ¡sino el ingrediente en sí mismo!

Así que lo buscas, pero a veces no lo encuentras, preguntas por él a dependientes y amigos y tampoco lo conocen y te preguntas si lo encontrarás algún día.



Esto que os cuento me ha pasado varias veces, algunas lo he encontrado tiempo después sin ningún esfuerzo al lado de otra cosa que sueles utilizar y te quedas sorprendido, en plan… ¿estaba y no lo he visto? ¿o es una nueva incorporación al surtido del súper?


Cierto es que normalmente hago la compra en sitios no muy grandes, es lo que tiene vivir en el centro de la ciudad!


Así que muchas veces me resulta complicado encontrar ciertas cosas… y cuando puedo ir a una gran superficie, lo disfruto cantidad, porque hay mucha más variedad de cosas.


¿Por qué os cuento todo esto? Pues porque con el ingrediente principal de esta receta me pasó algo así. Venga a buscar y al final lo encontré en Francia, durante las vacaciones… junto con otras cosas.

No digo que aquí no lo haya, que seguro que sí, pero es que aquí nunca voy a un híper, así que no lo veo, y cuando voy allí de vacaciones,tengo oportunidad de ir a Leclerq, Auchamp… y además de ver cosas distintas, pues hay una variedad mayor.



Algunos en sus vacaciones compran maletas enteras de ropa… yo compro comida… cada uno con sus aficiones y preferencias.


Lo curioso es que una vez lo tuve en mis manos, tardé meses en decidirme a hacerlo, porque no sabía con qué acompañarlo y después de tanto tiempo de búsqueda no quería que quedara mal…


Al final me decidí por hacer este pastel de polenta con salsa de champiñones.


Ingredientes:
  • un sobre de polenta
  • agua
  • sal
  • champiñones
  • nata 18%
  • mantequilla
Dorar los champiñones en una sartén con un poco de mantequilla y sal. 
Agregar la nata y dejar espesar. Corregir de sal y añadir algo de pimienta.
Hacer el sobre de polenta según las instrucciones del envase.
Verter el preparado en un molde para que darle forma.
Servir acompañando de carnes o solo.



11 comentarios:

  1. A mi me pasa igual cuando salgo fuera solo miro cositas de cocina e ingredientes ja,ja, no tenemos remedio. El pastel se ve muy original, nunca he probado nada parecido, tiene muy buena pinta.
    Un besote

    ResponderEliminar
  2. Me gusta mucho y es muy sano...Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Yo tampoco he comido nunca la polenta, pero si me la sirven asi como tu... me como hasta el plato.. jejejeje
    besotes!!

    ResponderEliminar
  4. Nunca la he probado ni comprado pero empieza a seducirme la idea, a qué sabe? A pasta? Cuscús?...

    Besos

    ResponderEliminar
  5. No conozco la polenta , pero se ve muy buena, en Madrid hay un lecrerc voy a ver si un día de estos me paso y echo un vistazo, besos

    ResponderEliminar
  6. Pues yo la he probado en alguna ocasion, pero esta tuya tiene una pinta de muerte. Un besazo
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Pues yo tampoco la he probado nunca, pero me parece que de esta me animo!
    Besitos

    ResponderEliminar
  8. un ingrediente que no he comido nunca, pero viendo tu plato seguro que lo pruebo

    un besote guapi

    ResponderEliminar
  9. pues no he probado nunca la polenta

    ResponderEliminar
  10. Nunca he probado la polenta, tengo que hacerlo con tu fabulosa receta.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Pues sabe como a puré de patata pero diferente, la textura es distinta. Os recomiendo hacerla en moldes planos para que la salsa lo moje mejor.

    ResponderEliminar

Linkwithin

Related Posts with Thumbnails