lunes, 8 de agosto de 2011

Cenita de verano: pizza de rúcula y parmesano con ensalada de espinacas y mostaza a la antigua


Cuando llega el calor y nos refugiamos en casa con los porque hace tanto calor que ni siquiera nos apetece salir a cenar, no hay nada mejor que quedarse al fresquito del aire acondicionado o del patio y hacer una cenita apetecible, ya sea con la familia o con amigos.
Esas cenas ricas al fresco ¿no son acaso lo mejor del verano? A mí me lo parece, desde luego.

Me encanta la combinación pizza ensalada y si la pizza etsá hecha en casa, mejor aún.
Os presento la mejor receta de pizza que conozco: la probé en un restaurante con unas amigas y me pareció espectacular y tan sencilla de hacer que no pude resistirme a probar a hacerla en casa y ya se ha convertido en mi favorita.

La ensalada, pues no tiene gran misterio, una base de espinaca fresca con una vinagreta de mostaza a la antigua y cuatro ingredientes más, por supuesto podéis tunearla a vuestro gusto. En mi opinión, la combinación de las espinacas con la mostaza a la antigua es fantástica.


 Ingredientes para la pizza:
  • harina especial para pizza
  • aceite
  • agua
  • rúcula
  • salsa de tomate
  • tomate natural
  • parmesano

Ensalada:
  • espinacas
  • tomates
  • bacon
  • queso rallado
Vinagreta:
  • mostaza a la antigua (al gusto)
  • aceite (3 partes)
  • vinagre de vino (1 parte)
  • sal

Para hacer la vinagreta: disolver la sal en el vinagre, añadir el aceite y la mostaza, mezclando hasta que emulsione.

Para hacer la pizza: seguir las instrucciones del paquete de harina para pizza. Mientras se deja reposar la masa, hacemos la ensalada y cortamos el tomate y el parmesano en láminas finas.

Para hacer la ensalada: poner la base de espinacas. Cortar los tomates en dados.
Cortar el bacon en trocitos y pasarlo por la sartén sin aceite para que suelte la grasa.
Añadir el queso rallado, mezclar con la vinagreta.

Cuando la masa esté lista para hornearse, la estiramos sobre una superficie plana con un rodillo, extendemos la salsa. Repartimos las lonchas de tomate por encima y lo cocemos en el horno durante
pasado ese tiempo, sacamos la pizza del horno.
Colocamos las hojas de rúcula como una capa sobre la pizza aún caliente y hacemos otra capa con el parmesano. Servir rápido, antes de que el queso se reblandezca.

11 comentarios:

  1. estupenda cena y de lo mas sencillo y rico.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Esto es para mi!!....tiene todo lo que me encanta.....que delicia!!.......Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  3. Una rica cena, sencilla y sana ¡lo tiene todo!

    ResponderEliminar
  4. Una cena completita, muy rica, besicos

    ResponderEliminar
  5. si te digo que en casa son unos locos de las pizzas y las ensaladas, cuando le ponga esto van a flipar.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que no se de donde saco el tiempo, pero al veros en blogs conocidos, no puedo resistirme a entrar y echar una ojeada.
    Tienes un buen blog y ameno y me ha encantado descubrirlo.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Hoy #haymasperegrinos en Madrid que recetas de CupCake tiene @sartenesycazos

    y #haymasperegrinos en Madrid hoy que restaurantes turcos en lavapiés registrados en @11870

    ... con eso les digo todo!

    ResponderEliminar
  8. Esta pizza la has hecho para mi jajja, es que me encanta esta combinación de sabores y con rúcula ya ni te cuento.
    Un beso.
    Claudia

    ResponderEliminar

Linkwithin

Related Posts with Thumbnails