martes, 26 de enero de 2010

Tarta de almendra con chantilly de manzana y natillas de sidra

Esta es una invención que se me ocurrió buscando una tarta diferente, que utilizara sabores menos típicos en las tartas, para cambiar un poco. Me encanta el bizcocho de almendra pero como queda un poco seco, se me ocurrió usarlo como base para una tarta especial.



Ingredientes para el bizcocho:
  • 125g de azúcar
  • 100g de harina
  • 60g de harina de almendra
  • 50g de mantequilla
  • 4 huevos
Ingredientes para el chantilly:
  • 1 manzana grande
  • 200ml de nata para postres
  • 1 cucharadita de mantequilla
  • 1 pizca de canela
  • una cucharada de miel
  • 2 cucharadas de azúcar
Ingredientes para las natillas:
  • 1 vaso de sidra
  • 4 huevos
  • 150g de azúcar

Para hacer el bizcocho:
Se ponen en un cuenco los huevos y el azúcar, cuando estén bien montados y esponjosos, se añade la harina mezclada con la almendra, removiendo con una espátula.
Ya mezclado, se añade la mantequilla blandita o derretida ya fría y se remueve bien.
Se hecha la mezcla en un molde desmontable engrasado y enharinado, se hornea a 175º durante 30 minutos.

Para hacer las natillas:
Usar dos cazos para hacer un baño maría. Añadir las yemas de huevo sin parar de remover en ningún momento durante 7 minutos hasta que tengan consistencia, añadir el azúcar mientras se sigue batiendo sin parar. Ir aportando la sidra con un chorrito fino sin parar de remover, seguir removiendo hasta que se enfríe para que no se forme una telilla.

Para hacer el chantilly de manzana:
Se mete un recipiente (preferiblemente de metal) en el frigorífico o en el congelador para que esté bien frío.
Cocer la manzana con la mantequilla una cucharada de agua y una pizca de canela (puede hacerse en el microondas o en un cazo) cuando la manzana esté blandita y sin agua, hacer un puré, añadirle la miel.
Montar la nata en el recipiente refrigerado añadiendo el azúcar cuando ya esté casi a punto y añadir el puré de manzana con movimientos envolventes.

Mojar el bizcocho con las natillas (la mitad de la cantidad) reservar el resto. Verter el chantilly sobre el bizcocho empapado, en el molde.
Dejar un par de horas en el frigorífico y desmoldar antes de servir acompañado por las natillas restantes.
Espero que os guste, os advierto que el sabor es peculiar y puede que no guste a los niños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin

Related Posts with Thumbnails